Amor diverso, diversidad amada

Aprendí a amarte desde el amor mismo, desde la libertad de ser quienes somos, de ser lo que somos, de vivir como lo hacemos cada uno. Porque desde el inicio supe ver en ti a un ser humano lleno de virtudes y cualidades, de defectos y guiños desafortunados. Aprendí a quererte desde el instante que comprendí que somos una masa arcillosa que se acopla dependiendo el secado y el artesano, te aprendí a amar sin prejuicios ni opiniones moralinas, sin complejos ni limitaciones. Comprendí que no hacerlo me llevaría a perder, y sí yo sería quien perdería la oportunidad de saber de ti, de reír y llorar contigo, de disfrutar de la vida, de enojarnos juntos o entre nosotros, me perdería cada uno de tus logros y tus éxitos y me perdería la oportunidad de prestarte mi hombro o mi regazo cuando necesitaras para un instante y dejar que las lágrimas inundaran tus ojos, me perdería el privilegio de amarte, y sobre todo me perdería la oportunidad de ver con mis propios ojos, entender con mi cerebro, que existen mil maneras de amar, que cada uno somos distintos y que en tu caso, ser distinto puede llegar a ser doloroso, ya que los prejuicios, la moral, los principios y valores de algunos los llevan a imaginar lo que sencillamente no es.

Gracias a tu amor pude yo misma deconstruirme, cambiar aquello que desde pequeña me habían ensañado como correcto y que gracias a ti, hoy se no siempre es así. Ojala que algún día las personas que no lo entienden pueden ver a través de mis ojos ese mundo que me has enseñado a amar, esa diversidad que nos ha llevado a replantear eso que llamamos humanidad, que contigo ha sido tan inhumana tantas veces en tantos años y tantas historias, porque tú representas a todos aquellos que son distintos a los que creíamos ser iguales, porque de eso va tu vida de dejar huella que marque camino para que un día dejemos de necesitar resaltar que tienes los mismos derechos que los demás, que la manera en la que amas a nadie hace mal.

Aprendí a amarte y valorarte porque he sido testigo de lo mucho que contribuyes a que este mundo sea un mejor lugar para vivir, con más amor y tolerancia, con más amor y respeto, con más amor y diversidad.

Aprendí a amarte porque he sido testigo de como aquellos que se dicen familia se han burlado de ti, te han llamado de manera despectiva, aprendí que aquellos que decían ser tus amigos te han dado la espalda cuando has decidido ser libre y simplemente ser tú, aprendí a amarte porque soy testigo del desprecio de los ajenos que carecen de criterio para entender que así como ellos aman tu también lo haces y que así como ellos son libres para hacerlo tu también.

Gracias por ser mi día a día, por ser parte de mis querencias, gracias porque me se querida por ti, gracias por ser quien eres, por tus principios, tus valores, tu moral, tu religiosidad, tu respeto, tu tolerancia, gracias porque has sido capaz de levantar la voz y hacerte visible, por no esconderte en closet alguno, gracias por tu manera tan bella de amar. Te amo

Anuncios

Acerca de WendyPacheco

Pienso en "blog" alto, reflexiono sobre lo vivido, aunque no sea sobre lo propio, ni vivido por la propia, pero lo vivido sí se apropia! Así que a pensar en "blog" alto dejando fluir los pensamientos que se transforman en líneas, aunque no siempre rectas, paralelas, bien trazadas, la mayoría de las veces líneas llenas de espacios, suspiros, sueños y pocos trazos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s