Volviendo a mi equilibrio

Hay días en los que nos permitimos alejarnos del objetivo de nuestra vida, y sólo retomamos esos malos hábitos que suponíamos dejar en el pasado.

Pero afortunadamente, el aislamiento de la cotidianeidad nos lleva a replantear qué es lo que estábamos haciendo y ¡zaz! Una es capaz de redescubrirse, de generar ese nuevo centro, que desde el inicio debió ser el centro, y una recuerda que lo importante es una, que no se necesita nada más de lo que se tiene para tan solo ser feliz.

Que importa si alguien se suma o se resta en la vida, mientras una esté viva es suficiente para sonreír. Quizá el darse el permiso de ilusionarse en alguna ocasión, nos lleva a perder el punto donde una es el objetivo no el otro. Y la personalidad aflora y por un instante comenzamos a pensar en los demás…pero afortunadamente dura poco, y una sabe que si alguien se quiere sumar lo debe demostrar con hechos, con acciones claras y contundentes, y si no lo hacen pues adelante…

Y un día nos permitimos flotar en una alberca y tan sólo ver el cielo y buscar estrellas, y escuchar a Dios antes que a nosotros, y es ahí donde una recobra el camino de la felicidad, y es ahí donde una vuelve a su cauce, a su ser, a su armonía, y deja de sentir pena ajena y propia, y tan sólo se dice una misma, para adelante que esto es lo que soy, y deseo ser feliz.

Así es como se comprende que en ocasiones tan sólo requerimos espacio para sanar, y que no somos nosotros los que estamos haciendo mal, sino que la vida va a tiempos distintos para cada quien, y una comprende que Dios no se equivoca, y que cuando alguien llega a tu vida es para algo, y que de igual manera una llega a la vida de los demás para algo. Por eso comienza la reflexión del para qué llegue a su vida, y si fui capaz de generarle algo positivo, y hacer esa misma lista para mí.

Quedan ganas de seguir flotando, viendo estrellas en el cielo, pero la vida es más que un día de descanso, un instante de reflexión, es seguir adelante y tratar de ser mejor. Las puertas de mi vida siguen abiertas para quien quiera sumar en ella.

Anuncios

Acerca de WendyPacheco

Pienso en "blog" alto, reflexiono sobre lo vivido, aunque no sea sobre lo propio, ni vivido por la propia, pero lo vivido sí se apropia! Así que a pensar en "blog" alto dejando fluir los pensamientos que se transforman en líneas, aunque no siempre rectas, paralelas, bien trazadas, la mayoría de las veces líneas llenas de espacios, suspiros, sueños y pocos trazos
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s